martes, 13 de mayo de 2014

Nervios

Es gracioso, ¿verdad?, cuando los nerviosos piden calma. A mí me pasa, yo soy un impaciente que receta paciencia a la gente, yo soy un sordo que pido audiencia, etcétera. ¿Por qué será esto? ¿Intentaré tapar mi debilidad, engañarme?

No hay comentarios:

Publicar un comentario