martes, 3 de febrero de 2015

Calores

El calor de Marta ahora es animal, quema; digo yo que será para calentar a la cría.
El calor de María ahora es suave, acaricia, me calienta como un vientecillo en las siestas; digo yo que será para que la queramos más.

2 comentarios:

  1. Me encanta !!! Este texto no lo puedo compartir porque me parece demasiado íntimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Pues entonces se queda entre nosotros. Gracias!

      Eliminar