sábado, 31 de enero de 2015

Vecina

Tenemos una vecina que nos alegra las 10 de la noche con ajos fritos, con tortillas francesas, con filetes de pollo; se llena nuestra terraza de sus olorcitos, me hago el remolón un ratito cuando salgo a echar algo a la basura, y respiro más profundo para que me llegue bien dentro su cariño frito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario